LocalesSlider

Van 954 patos muertos en el Lago de Guadalupe

En diciembre del 2019, vecinos alertaron a las autoridades sobre el hallazgo de patos muertos en las orillas del Lago de Guadalupe, en donde al cierre del mes, se han encontrado 954 patos canadienses fallecidos.

Alejandro Olvera, encargado de Mantenimiento de la Presa Guadalupe, explicó que la única enfermedad que se ha detectado es la influenza de tipo aviar. Sin embargo, se esperan todavía los resultados de los estudios realizados por el SENASICA y PROFEPA para conocer si existe algún elemento toxicológico.

Lo anterior debido a que la presa alberga 60 millones de m3 de agua, de los cuales, 15 millones son de aguas negras provenientes de municipios aledaños como Atizapán y Nicolás Romero.

«Puede ser el nivel de contaminación que hay aquí en el cuerpo de agua por las descargar que recibe el cuerpo de agua, son 15 millones de metros cúbicos de agua negras o posiblemente alguna enfermedad que pudiera estar asociada a la propia especie, puede ser que ya viniera contaminada de otro cuerpo de agua o adquirir la enfermedad aquí mismo», informa Olvera.

También precisó que se monitorean otros cuerpos de agua del municipio como la laguna de la Piedad, la laguna Axotlán y el espejo de Los Lirios, señalando que hasta el momento no se han detectado en esos cuerpos de agua. Sobre ello, Periódico de Izcalli realizó una visita al embalse del Pueblo de Axotlán, pues vecinos habían reportado el hallazgo de garzas muertas, y nos encontramos con 5 aves sin vida a la orilla cercana a la rivera de las Cofradías.

Se estima que al Área Natural Protegida Presa de Guadalupe llegan alrededor de 80 mil aves y hasta el momento se desconoce qué provocó la influenza aviar tipo A en los patos. En ese sentido, las autoridades señalaron que la muerte de las cerca de mil aves, representaría apenas el 3%, al tiempo de aclarar que no es transmisible al ser humano.

«Aquí vemos la sintomatología que presenta el ave, una atrofia muscular, no tiene control de su cuerpo, de hecho, ésta es la causa de muerte, como las aves no tienen control de su cuello, entonces mueren ahogadas, cuando están en el cuerpo del agua, aquí se ve como no pueden controlar su cuello y cuando entran a nadar se ahogan», declaró el funcionario municipal a Excélsior.

Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar