Mujer

Te decimos cuál es la clave para tener un abdomen definido

Toda mujer sueña con tener un vientre plano, pero por mas ejercicio que realices o las dietas que puedas llevar a cabo, esa pancita pareciera no desaparecer. Lo primero que debes hacer es identificar qué la produce y, en segundo término, hacer los cambios necesarios para combatirla de forma efectiva.

Una de las causas puede ser la acumulación o exceso de grasa en esta zona, y otra, puede ser una distensión abdominal debida a una mala digestión, intolerancias alimentarias no detectadas o estreñimiento.

¿Cómo bajar la panza?, a continuación, te lo decimos.

1. Evitar pasar varias horas sin alimento: Es bueno realizar durante todo el día, cada 2 a 4 horas, pequeñas ingestas sin llegar a generar un apetito voraz que implique comer grandes cantidades de alimento de golpe.

2. Prestar atención al ritmo digestivo: No estamos exentas de presentar estreñimiento, pero este debe tratarse intercalando estímulos intestinales, es decir, tomar un vaso de agua en ayunas o un jugo de compota de ciruelas, puede normalizar el tránsito.

3. Comer con tranquilidad: La forma y velocidad de la ingesta tienen un rol clave. Comer lento y masticar adecuadamente permitirá una mejor digestión y evitará los gases y, a su vez, acelerará la sensación de saciedad, reduciendo el volumen de cada comida.

4. Hidratarse con agua: Respecto a la hidratación diaria, hay que evitar bebidas gasificadas, priorizando el agua y alcanzando un mínimo de 2,5 litros por día en la primavera y verano, lo que colaborará en casos de estreñimiento, y mejorará la circulación y el aspecto de la piel.

5. Tomar infusiones desinflamatorias: Como parte de la hidratación se puede consumir una infusión de malva, una hierba con efectos antinflamatorios, muy usada para disminuir la retención de líquidos premenstrual, o tisanas digestivas de boldo, cidrón o menta.

6. Qué alimentos evitar para bajar la panza: Ciertos alimentos, por su composición, suelen generar hinchazón, aunque la persona no tenga una intolerancia alimentaria, porque su alto contenido en fibra genera mayor dificultad para digerirlo y pueden generar flatulencias.

7. Limitar al máximo los azúcares: Otros alimentos que debemos evitar son el exceso de azúcares, harinas blancas y con levadura: pan, pizzas, pastas, dulces, productos de panadería y pastelería.

Por último, todo esto lo puedes reforzar consultando a tu médico de cabecera para que te diagnostique mediante estudios si no sufres de hinchazón crónica para tomar otras medidas. Y, a la vez, hacer caminatas y ejercicios específicos para la zona te ayudará para activar la circulación, estimular la actividad del intestino y tonificar el abdomen bajo.

Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar