Gobierno

Izcalli enfrenta grandes retos en materia de obra pública

Cuautitlán Izcalli enfrenta grandes retos en materia de obra pública, dado el crecimiento que ha experimentado la ciudad desde su fundación, hace 46 años, a la fecha y el rezago de obra que se ha venido acumulando en los anteriores gobiernos municipales, por lo que el reto para la presente administración que encabeza Ricardo Núñez Ayala, es mayúsculo y pese a ello, se espera concluir en tiempo y forma el Programa Anual de Obra (POA) 2019.

La Dirección General de Desarrollo Metropolitano, a través de la Dirección de Obras Públicas está llevando a cabo diversas obras con recursos federales, estatales y municipales correspondientes al Programa de Obra Anual (POA) 2019, entre ellas, la pavimentación de dos avenidas, la rehabilitación de varios espacios educativos que incluye aulas, sanitarios y comedores, así como obras para mitigar la inseguridad a través de la construcción de módulos de policía en algunos sectores.

Así lo externó en entrevista para Periódico de Izcalli, el titular de la Dirección de Desarrollo Metropolitano de Cuautitlán Izcalli, Luis Fernando López Hurtado, quien explicó que, para aprovechar mejor los recursos presupuestados, se optó por rehabilitar los espacios ya existentes, en lugar de realizar nuevas construcciones, además de puntualizar que el POA 2019 registra un avance del 60%, proyectando que, para el 31 de diciembre de este año, estará concluido.

“Aquí el detalle es que, al ser recursos estatales y federales, nosotros tenemos la obligación de comprobar los recursos a fin de año. Ese es el compromiso, no caer en esos viejos vicios de estar haciendo obra en el siguiente ejercicio con el recurso anterior”, puntualizó López Hurtado.

Este año el POA contempla la realización de 28 obras

Con el Programa de obra Anual, este año se estarán realizando 20 obras con cargo a recursos federales, 5 obras más con cargo a recursos estatales y 3 con cargo a recursos municipales. De estos, Desarrollo Metropolitano ha concretado 25 de 28 contratos; planeando para las dos siguientes semanas terminar con este proceso toda vez que el recurso llegó a mitad de año.

Rehabilitar espacios y aprovechar mejor los recursos disponibles

Luis Fernando López detalló que en lugar de construir dos casetas de policía nuevas, el área a su cargo hizo un estudio sobre las condiciones en las que se encuentran diez casetas de vigilancia, optando por trabajos de rehabilitación, restructuración y mejoramiento de estos espacios, para dejarlos en condiciones de ser aprovechados y beneficiar a más sectores de la población.

Aunado a ello, se van a rehabilitar cuatro bases de operaciones mixtas para permitir la incorporación de la policía militar; de esta forma, dijo, el municipio tendrá una mayor presencia policíaca a fin de disminuir el índice delictivo.

Además, en el aspecto educativo, se evaluó la conveniencia de construir dos nuevas aulas, o bien, con ese mismo recurso, rehabilitar cuatro. Pensando en beneficiar a más población estudiantil, comentó, se tomó la segunda opción.

En materia de pavimentación, este año se rehabilitarán las gazas de incorporación de la autopista México-Querétaro con las Avenidas Chalma y Huehuetoca, en donde con anterioridad se anegaba el agua. En ese sentido, explicó, se trabaja en un esquema integral pues se instala drenaje pluvial y se pavimentarán con concreto hidráulico a fin de darles una vida útil de 20 a 30 años.

También se tienen obras inconclusas heredadas

El Director de Desarrollo Metropolitano señaló que la anterior administración dejó varias obras inconclusas, algunas de ellas por falta de pago a las empresas contratadas; esto del ejercicio fiscal 2018 con recursos etiquetados del estado y la federación. Para solucionar la situación, Luis Fernando López refirió que tuvieron acercamiento con las empresas a fin de retomar esos trabajos, logrando respuesta favorable de cinco.

“De un total de obras que nos dejó la administración anterior en proceso, hablamos con las empresas y los invitamos a concluir con las mismas, en ese sentido, la presente administración terminó con cinco obras: Dos pavimentaciones, en la calle Reforma del pueblo de La Aurora, y la calle Narciso Mendoza, en Tepojaco; así como la conclusión de tres comedores comunitarios, dos en instancias infantiles (en Plan de Guadalupe y La Piedad), y otra en una primaria de la colonia Tres de Mayo.

¿Qué pasa con las obras que no se concluyeron?

López Hurtado expuso que, por instrucciones del presidente municipal Ricardo Núñez, se buscará concluir las obras que dejó inconclusas la anterior administración, dando parte a la Contraloría Municipal, toda vez que se trata de obras que tuvieron que concluirse en tiempo y forma durante el ejercicio 2018.

“Sin embargo, sí tenemos primero que concluir un proceso administrativo para poder estar en condiciones de llevar a cabo una subsecuente contratación. Más allá de un beneficio, dejar las obras en carácter de abandono es un perjuicio, sin perder de vista que algunas de ellas forman parte de planteles educativos; hablamos de un total de 6 obras que estarían pendientes”, precisó.

Los retos de Izcalli en materia de obra pública

Aunado a los problemas de seguridad, tenemos nosotros el problema de la infraestructura vial, a inicio de año elaboramos un diagnóstico de las condiciones del deterioro que presentan las calles y avenidas, estamos hablando que el municipio tiene 30 vialidades primarias y aunado a las 125 colonias, los 13 pueblos y los nuevos fraccionamientos, es un mundo lo que tenemos que atender y el 70 por ciento de la superficie vial de Izcalli presenta algún grado de deterioro, puede ir desde una superficial, pasando por bacheo, hasta la necesidad de encarpetar totalmente calles y avenidas que están prácticamente destruidas.

¿Qué otras áreas requieren atención?

“Tenemos el tema de vivienda, el favorecer aquellas zonas que tienen un alto grado de marginación, que son zonas de atención prioritaria. Tenemos que abolir el tema del drenaje, agua potable y vivienda. En el tema de educación, también favorecer a la comunidad estudiantil a través de la rehabilitación y mejoramiento. La restructuración es muy importante porque con los sismos del 2017 hubo muchos planteles dañados y a la fecha a muchos de ellos no se les dio atención por el gran número que representaban.

Las prioridades en materia de obra pública en Izcalli son, número uno la infraestructura vial, número dos, el aspecto de servicios en las zonas marginales, y número tres, los espacios escolares. En cuarto lugar, el tema de la infraestructura para la seguridad, donde tenemos incidencia directa con la rehabilitación de los módulos de vigilancia en los diez sectores de la ciudad, las cuatro bases operaciones mixtas y en el contrato de alumbrado público, en el sentido de que teniendo calles mejor iluminadas se disminuya la incidencia delictiva.

Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar