EstadoSlider

Denuncian médicos y enfermeras brote de Coronavirus en IMSS de La Quebrada

Personal médico del Hospital General de Zona 57 en Cuautitlán Izcalli, contó al medio de comunicación internacional El País, la existencia de un brote de Coronavirus que afectó tanto a pacientes como a médicos y enfermeras, quienes tuvieron que pedir incapacidad y otros dieron positivo a la prueba del SARS-CoV-2.

El hospital no está considerado como receptor de pacientes COVID-19, sin embargo, hace dos semanas, la noche del 7 de abril recibieron a una paciente con dificultad ventilatoria y ante la necesidad de atenderla de urgencia, una doctora decidió internarla aún y cuando la instrucción era no aceptar ningún paciente con cuadros respiratorios y canalizarlos a los hospitales de referencia.

La versión de los trabajadores es que la dirección del Instituto apuntó que la paciente fue diagnosticada con influenza, al tiempo de realizar una prueba de Coronavirus, misma que les aseguraron resultó negativa.

Por urgencias pasan casos sospechosos de COVID-19 y el riesgo de contaminación en la ropa o por contacto es latente, por lo que consideraron se trató de una negligencia y una decisión que los expuso a todos.  “La versión oficial es aquí no pasó nada, nadie nos da la cara”, afirma una enfermera que pide el anonimato.

Un médico que labora en ese nosocomio, consultado por Periódico de Izcalli, explicó que al presentarse el caso de la paciente no se actuó conforme a los protocolos, versión que coincide con los testimonios que comparte El País. Además, señaló que ésta persona falleció a los dos días de haber ingresado al hospital, aunque no fue diagnosticada con Coronavirus.

Agregó que las autoridades del IMSS les refirieron que pudieron haber contraído la enfermedad en alguno de los otros centros de salud en los que prestan servicios y advirtió que el hospital está operando con una plantilla de personal muy limitada, pues se presentaron decenas de incapacidades.

El área en donde los denunciantes acusan que se dio el brote fue sanitizada, lo cual calificaron como una incongruencia. “¿Por qué desinfectaron el área si se supone que no hay casos? No tiene sentido”.

Insumos

Los trabajadores de la salud denunciaron que desde marzo han solicitado al Instituto Mexicano del Seguro Social les dotara de los materiales básicos para la atención de posibles casos, pero estos han llegado “a cuenta gotas” y en otros casos han tenido que poner de su dinero para poder tener lo mínimo.

Mostraron fotografías de los insumos que les llegan, muchos los calificaron como de mala calidad por lo que no cumplen con las especificaciones para protegerlos.

“Cuando nos dan una mascarilla desechable para un turno de ocho horas hay gente que ni siquiera puede comer ni ir al baño, por miedo al contagio”, dijo una enfermera del turno vespertino.

“A algunos se les ha entregado un kit con una mascarilla N95 y un gorro y una bata desechables. “Goggles, guantes, caretas protectoras… Lo demás lo tenemos que pagar nosotros”, aseguró una de las entrevistadas.

Incapacidades

También existen quejas porque el IMSS les está dando las incapacidades como enfermedad general y no como riesgo de trabajo, motivo por el que solo recibirían el 70% de su salario. Además de que el hospital, de esta manera, aduce que la causa fue un padecimiento contraído fuera del centro de salud y no por atender un tema que los pone en riesgo.

“Creen que estamos exagerando. Lo único que pedimos son condiciones para hacer nuestro trabajo, para saber que no vamos a perjudicar a los pacientes y para estar tranquilas de que no vamos a contagiar a nuestros familiares”, sostuvo una de las entrevistadas por el diario español.

Posicionamiento del Sindicato

“Ante la incertidumbre y el temor, las protestas de los trabajadores son legítimas, pero debemos decir que sus inquietudes han sido atendidas y los pendientes, que son los menos, están por cubrirse”, asegura Arturo Olivares, secretario del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, en un documento enviado a EL País.

“En cuanto al tema de brotes de contagio entre el personal, el Instituto es el encargado de llevar a cabo las investigaciones correspondientes. La posición del Sindicato en este asunto es y ha sido verificar que los procesos de investigación sean transparentes en todos los casos, se apoye a la base trabajadora en su recuperación y se realice el seguimiento epidemiológico correspondiente”, agrega Olivares.

El País pidió conocer la postura del IMSS, pero no recibió respuesta. Reportaje: http://ow.ly/Wcgc50zoswm

Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar